• Proporcionan una mayor agudeza visual mejorando los contrastes, la definición de los colores y la percepción del relieve.
  • Ofrecen un mayor confort visual eliminando el deslumbramiento y los reflejos molestos. Así disminuye la fatiga visual, que se traduce en una sensación de descanso incluso para los ojos más sensibles.